Coaching lleva siempre a un objetivo puntual que genera una accion, la cual posee un significado potenciador, que lleva a un constante crecimiento.  Es un proceso de transformación que lleva a un estado de consciencia elevado y permite tomar mejores decisiones, con mayor dignidad y coraje.

Conocernos y saber cómo estamos cableados por dentro es parte de este maravilloso camino del Life Coach. Ver con asombro las diferentes experiencias que nos suceden para encontrarle sentido y poder ayudar a otros es una sensación sublime. Describirla es inútil, como cuando le preguntaron a Dane Kealoha, surfista de los 80, Que es surfing? Contestó irreverentemente: “ ..si tuviera que explicártelo, no lo entenderías.”

La batalla entre dolor y felicidad: Amor Real

Pareciese que estamos configurados para vivir en dolor, cuando nuestra realidad no corresponde a nuestro deseo, le achacamos la culpa al sistema, a la relación, al ambiente, al gobierno, pero al final, de lo que no nos damos cuenta es que estamos sacando una gigantesca ganancia secundaria a mantenernos en nuestra zona de infelicidad.

Es una situación cómoda que carece de responsabilidad, mas fácil es echarle la culpa a otra cosa, o la falta de recursos, que nunca será el factor determinante. Un nuevo descubrimiento será comprender que lo que realmente tememos es a nuestro propio éxito, a  nuestro verdadero brillo, y nuestro camino es enfrentarnos a éstemiedo con la herramienta mas poderorsa que tenemos la del amor.

Cuando procesamos en presente aprendemos a vivir lo que es, amar lo que es, y en ese estado de alerta y consciencia, poder tomar las mejores decisiones para realizar las mejores preguntas, que pueden llevar a una persona a descubrir algo. Un momento trascendente de AJA, un momento de expansión, que cambia por completo la estructura limitante del estancamiento. El trabajo te libera, la acción se dispara y todo alrededor cambia.

Una persona puede pasar años estancado, en dolor, de la misma manera como toleramos una incomodidad física, un dolor de muela nos puede inmovilizar por semanas, por miedo a ir a un dentista, pero luego al tomar finalmente la decisión, salimos con un gran alivio y nos parece increíble que pudimos haber soportado tanto dolor por tanto tiempo. Somos seres resilientes, nos acostumbramos a las cosas que no nos hacen felices, hasta que despertamos, y vemos de nuevo el camino que transita hacia nuestra felicidad. Tomas el paso, expandes tu consciencia, expandes tu rango de vuelo.

El camino es reencontrarnos con Amor Real, un concepto que gira alrededor de amar incondicionalmente al otro sin esperar nada a cambio. Cuando das Amor Real, no hay nada que te pueda sacar de la vibra de la felicidad, si estás en una relación y estás resonando con emociones que te drenan energía, esto es lo que falta.

Buscamos sustituir Amor Real por Amor de Ego, que  busca obtener placer, control, seguridad o reconocimiento. Nos aferramos a lo que nos produce esto en una relación y condicionamos nuestra entrega, por miedo a perder cualquiera de las 4 trampas que te alejan de Amor Real. Al faltar cualquiera de éstos 4,  Amor Irreal produce más dolor.

La mayoría de las relaciones fracasan porque  nos enojamos, y proyectamos nuestra  ira a algo que hizo o no hizo nuestro compañero. Esa rabia, es una reacción a las emociones de desesperanza y miedo como resultado de una batalla que has llevado toda la vida para sobrevivir una vida sin amor real. Darnos cuenta de esto, comprender como esa batalla ha podido satisfacer necesidades humanas, y comprender que podemos escoger libremente a fluir con dar amor real, es liberador.

NO es la situación, es la emoción.

La décima Maestría debe venir de comprender que como Coach, no eres un gurú un shamán o algo que te quite la visión de asombro de estar frente a un ser extraordinario, cuyos sueños son tu razón de ser. Conectar con tu verdadera esencia de dar Amor Real te abre el deseo de conocer  más herramientas para cumplir con este propósito y comienzas a amar lo que haces, amar a las personas, y entregar todo incondicionalmente para el crecimiento de otro sin esperar nada a cambio. Sin Ego, esta fuerza logrará efectos asombrosos en tu práctica como Life Coach.

Una relación ya sea de Coach Coachee, Padres Hijos, Pareja, tiene su fuerza en el poder de la decisión. Tu decides que dices y haces. Una relación es un resultado directo de las decisiones independientes que tomas. ¿Qué decides? ¿Cómo te presentas ante los desafíos que requiere mantenerse enfocado a Amor Real? ¿Cuán comprometido estas con la felicidad del otro? Aún cuando suene absurdo no esperar nada a cambio por dar Amor Real, el efecto satélite es el siguiente, empiezas a sentir Amor Incondicional de regreso, de otros, de los que realmente importan, lo demás no te afecta, vives con armonía y vives para batallar otro dia.

Carpe Diem.

Artículo original tomado de: http://fernandocelis.com/blog/

Suscribite a mi boletín

Una vez suscrito, recibiras notificaciones sobre eventos en los que estaré participando, asi como nuevas publicaciones en mi blog. 

Suscripción enviada con éxito. Gracias.

Share This
X